domingo, 6 de marzo de 2011

Salvatierra en la Pimería Alta

Poco después de la llegada de Kino a la Pimería Alta en 1687, el Padre Ambrosio Oddón era nombrado Provincial Jesuita en la Nueva España, y en 1690 designaba a su vez al misionero de Chínipas, Juan María Salvatierra, como Visitador Jesuita en Sonora y Sinaloa. Simultáneamente, el Padre Kino era nombrado Rector de su distrito.

El Padre Juan María Salvatierra y Visconti, con tres años menos de edad que Kino y nativo de Milán, ciudad que al igual que Segno, donde nació Kino, está situada en la frontera norte de la península itálica, compartía los deseos misioneros de nuestro Jesuita. Su padre era español y su madre pertenecía a la nobleza italiana, emparentada con los Duques de Milán. En su juventud, Salvatierra había hallado un libro que trataba de la obra de los misioneros y esa lectura había cambiado su vida. En vez de realizar una vida común, decidió emular a aquellos misioneros y dedicar la suya a la conversión indígena e ingresó a la Orden Jesuita. Así fue cómo, para cuando fue nombrado Visitador de Sonora, ya contaba con 10 años de experiencia como misionero en la Tarahumara.

Juan María Salvatierra, S. J.

Para investigar la situación verdadera que había en la Pimería Alta, en la navidad de 1690 Salvatierra llegaba a Dolores y allí concelebró las festividades navideñas en la iglesia todavía inconclusa que por entonces levantaba Kino en su misión cabecera.

No sabemos qué acordarían antes de su viaje, pero después de navidad salieron ambos misioneros en un viaje exploratorio que los llevó hacia el norte y poniente. Inicialmente se dirigieron siguiendo el río San Miguel rumbo al norte hasta que llegaron a Remedios, y poco más adelante pasaron a la cuenca del Bambuto, el que siguieron cauce abajo hasta su confluencia con el Asunción, en Imuris.

Ruta del viaje de Kino y Salvatierra en Enero de 1691

 Continuaron por este último río y poco más adelante visitaron al Padre Pinelli, que estaba a cargo de Magdalena y El Tupo. Luego cambiaron de rumbo y se dirigieron al poniente hasta que avistaron Tubutama, que estaba a cargo a su vez del Padre Arias, y allí celebraron el día de Reyes. En seguida continuaron río arriba por el Altar hasta que llegaron a Sáric y poco más adelante a Tucubavia, cerca del nacimiento del río Altar. Obviamente, la intención de Kino era mostrarle la frontera de lo que había penetrado hasta entonces a Salvatierra. Más delante de Tucubavia, todo era terreno inexplorado.

Siguieron en seguida hacia el noreste habiendo abandonado el cauce de los arroyos, y después de remontar la sierra que hoy lleva el nombre de Atascosa, finalmente llegaron al río Santa Cruz, a Tumacácori, “donde había más de cuarenta casas.” Estando allí, llegaron emisarios indígenas del Norte, procedentes de la gran ranchería del Bac, actual San Xavier del Bac, cerca de Tucsón, quienes les dijeron que allí había una gran población que deseaba ser visitada por los misioneros.

Y aunque los misioneros hubieran querido llegar hasta el Bac, otros deberes les llamaban, por lo que cambiaron sus pasos ahora rumbo al Sur y continuaron a lo largo del cauce del río Santa Cruz. Siguiéndolo, pasaron al este de las actuales ciudades hermanas de Nogales, que obviamente entonces no existían, y ya en las cercanías de San Lázaro, que tampoco existía, doblaron hacia el norte siguiendo el cauce del río, que allí forma una gran U, hasta que llegaron a Santa María, actual Santa Cruz, en donde pasaron cinco días bautizando y catequizando. Luego volvieron sobre sus pasos y se dirigieron hacia el Sur, y habiendo llegado cerca de San Lázaro cambiaron de ruta y siguieron el actual camino que va de San Lázaro a la también moderna garita de San Antonio, hasta que salieron al río Cocóspera. Pasaron por el poblado del mismo nombre, luego por Remedios y finalmente regresaron a Dolores.

Kino había logrado comunicarle a Salvatierra su idea: mostrarle las posibilidades de la región de la Pimería Alta como puente para, primero, la conquista de California y después de la gran China. Fue tan grande el éxito de la propuesta de Kino y lo que éste le mostró durante este viaje al antiguo misionero de la Tarahumara, que Salvatierra dedicaría el resto de su vida a la conquista espiritual y material de California, teniendo como base y sustento económico las misiones de Sonora.

1 comentario:

  1. ¿En algún momento de la vida de Kino se cruzó con Diego de Vargas Zapata que llegó a ser Gobernador de Nuevo México?, me interesa más que nada por las características de mi blog en el que alguna vez he tratado sobre Diego.
    En este enlace de mi blog:

    http://gelaguna.blogspot.com/2010/11/cartas-desde-las-fronteras-del-imperio.html

    entre otras cosas pongo esto:

    "Cartas a su hija María, como la de 23/9/1691, en la que la cuenta que acaba de regresar de una campaña vistoriosa, trayendo como botín 130 paganos apaches y que se irá de nuevo en octubre hacer la guerra en las provincias de Sonora y Sinaloa, infestadas por el enemigo, saliendo en expedición con los hombres del presidio de El Paso como su capitán."

    Un muy cordial saludo.

    ResponderEliminar